Download Principios de la administracion cientifica y administracion by Henri Fayol, Frederik Taylor PDF

By Henri Fayol, Frederik Taylor

Show description

Read Online or Download Principios de la administracion cientifica y administracion general e industrial PDF

Best no-ficcion books

Como Vencer El Miedo Al Agua (Spanish Edition)

Infrequent publication: cost in USD

PLACER DEL TEXTO, EL - LA LECCION INAUGURAL

Placer del texto. goce de los angeles lectura. No es el cr? tico ni el semi? emblem el que se expresa en esta obra. sino el escritor y el lector. Tom? ndose como sujeto de experiencia. Roland Barthes examina los efectos de l. a. escritura sobre aquel que recorre el texto. Primer trabajo del Barthes tard? o . El placer del texto revolucion?

Filosofía del lenguaje I. Semántica

Cuando el filósofo lleva a cabo una reflexión, lo hace usando palabras, hablando aunque sea consigo mismo. Cuando ofrece sus reflexiones al público, comunica sus pensamientos en un lenguaje. ¿Qué papel juega, precisamente, el lenguaje en este proceso? ¿Es un distorsionador, un medianero sesgado? ¿Gracias a qué mecanismos es posible hablar de las cosas justamente con palabras?

Lingüística de corpus y lingüística histórica iberorrománica

Por donde va l. a. linguistica historica iberorromanica? Superada ya l. a. fase de entusiasmo inicial por las nuevas posibilidades que ofrecian los grandes corpus digitales, los estudios de este volumen muestran como actualmente predomina una imaginative and prescient mas critica: se refinan los propios corpus, se plantean cuestiones como los angeles fiabilidad y los angeles representatividad y se pone remedio a ciertos defectos que perduraban en los angeles disciplina hasta hace pocos anos.

Extra resources for Principios de la administracion cientifica y administracion general e industrial

Example text

Señala dos relojes que lleva en su brazo peludo y me dice que me regala uno si accedo a... con él. Retrocedo como puedo hacia la galería que conduce al refugio, me escabullo por el patio interior. Pienso que ya le he dado el esquinazo cuando me lo encuentro de pronto a mi lado y se mete conmigo en el refugio. Va dando tumbos de viga en viga, alumbra con una linterna los rostros de la gente del refugio, unos cuarenta en total. Demora el tembloroso cono de luz sobre los rostros de las mujeres. El refugio se ha quedado helado.

En los tiempos actuales, las mujeres también participamos. Este hecho nos modifica, hace que nos volvamos descaradas. Cuando acabe esta guerra tendrá lugar, junto a otras muchas derrotas, también la derrota de los hombres en su masculinidad. Después, en el refugio, una meditabunda cena comunitaria. Bodegón familiar en un metro cuadrado por familia. Los unos té con pan, los otros puré de patata. Stinchen, con toda compostura, corta con tenedor y cuchillo un pepinillo en vinagre. Tiene vendada con esmero la herida de la cabeza.

El tejado está pintado con cruces rojas gigantescas, y en el césped de delante de la casa hay pañuelos blancos extendidos formando una cruz. Pero las minas aéreas son imparciales, y en el diluvio de bombas no hay cobijos para la misericordia. Esto lo saben también los del hospital militar. De lo contrario no habrían almacenado tantas cosas en el refugio. Por las ventanas a ras de suelo se ven rostros de hombres a través de los barrotes. De nuevo en el refugio de casa, las nueve de la noche. La gente está hoy en el sótano muy febril, alborotada, nerviosa, pasada de rosca.

Download PDF sample

Rated 4.94 of 5 – based on 26 votes

Related posts